Dolor y placer, son la misma sensación

Cuando me viene la necesidad de tocar el piano o de componer un tema, deseo que cada nota esté impregnada de un fragmento de mi alma, pues como cualquier manifestación del arte, tiene que doler, y cuando hablo de dolor no solo me refiero a ese dolor amargo que nos hace retorcer, sino también al dolor del placer. Cada frase que nace en mi interior, ya sea premeditada o improvisada, se va llevando una parte de mi para traerme a cambio ese sabor que tanto anhelamos los artistas…el sabor de la inspiración.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s